Menú

miércoles, 3 de marzo de 2010

Autor


José Urbano Priego (1959-) nació y vivió su infancia en Doña Mencía (Córdoba). Con catorce años se establece con su familia en Barcelona y a partir de 1980 comienza su singladura por varios lugares de España, residiendo también algunos años en Marruecos, Portugal y Holanda. Pero por alguna razón mágica es Granada siempre su ciudad de retorno, el puerto anhelado en sus nostalgias. En 1984 aceptó el Islam como su sistema de vida, lo que le abocó a tratar de conciliar, cual tagarino, ambas perspectivas. En su primera juventud trabajó en el terreno de la Auditoría contable y financiera, acorde a sus estudios de Ciencias Económicas y Empresariales, actividad que pronto abandonaría para enrolarse en el universo artístico a través de la Cerámica, dedicándose durante doce años al diseño y elaboración, generalmente por encargo, de murales y pilares de agua inspirados en la decoración persa y andalusí,  así como a impartir talleres, tanto para niños como para adultos.
No obstante, fue la Literatura el arte que sobrevoló siempre su mundo creativo. Paradójicamente, fue una larga enfermedad, con casi medio siglo a sus espaldas,  lo que propició su sueño de dedicarse por entero a escribir, regalándole el tiempo para consagrarlo con placidez a la pluma (a la tecla, para ser precisos). En ello está desde 2007, encantado con el nuevo horizonte que se abrió y empeñado en arrancarle a cada día unos párrafos que compartir con el mundo. Actualmente está embarcado en escribir una trilogía, en clave histórica y con el tema de los moriscos de fondo, de la que EL TAGARINO: CRÓNICA DE UN DESARRAIGO, ya en la calle, es su primer tomo. Simultáneamente ha escrito una docena de cuentos y relatos breves, género que le apasiona, recopilados en el libro UN VIAJE INICIÁTICO Y OTROS RELATOS. Cabe señalar su querencia por la Poesía, que ha devenido algo esencial en su labor literaria. En este sentido, durante el presente otoño verá la luz su poemario ÍNDIGO, que recogerá su obra poética entre 2006 y 2016 y en el que entrevera una serie de haikus, cuya sencillez formal y temática le ha cautivado.
Al mismo tiempo, en 2011 retomó sus estudios universitarios, cursando el grado en Lengua y Literatura Españolas en la UNED, obteniendo el título en septiembre de 2016. Actualmente cursa el máster universitario Humanidades: arte, literatura y cultura contemporáneas en la UOC (Universitat Oberta de Catalunya).

Tras toda una vida enredado en diversas ocupaciones, igualmente dignas, hace algunos años me llegó el momento ansiado desde niño: poder dedicarme por entero a escribir. Como suele suceder, el salto no fue fácil. Después de atravesar mares embravecidos pude por fin llegar a buen puerto y construir mi choza en tierra amigable. Aquí permaneceré un tiempo, varado junto al olivo, empeñado en curarme a base de palabras. Mi plan literario es sencillo: escribir todos los días. Todos. Unos días brotará solo un párrafo, o quizás un breve verso, y otros más fértiles traerán páginas repletas de historias que me apetece compartir. Si quisieras conocer matices del mundo que percibo, probablemente leyendo estas páginas podrás hacerte una idea. Por mi parte, estaré satisfecho solo con que alguna frase que leas aquí te provoque una emoción.
                                                                                   
Gracias por tu tiempo
autor@joseurbano.net


5 comentarios:

ali dijo...

exelente blog me hago fan^^ o aficionada^^ que es lo mismo jejej
un saludo

JOSÉ URBANO PRIEGO dijo...

Muchísimas gracias. Un saludo

Anónimo dijo...

Cada día mejor, maestro. ¡Y más guapo! Quiero saber el secreto. Un fuerte abrazo, Mónica Vitti.

JOSÉ URBANO PRIEGO dijo...

Gracias, querida. Son tus ojos, tan lindos, que me miran bien. Un besito :)

JOSÉ URBANO PRIEGO dijo...

Gracias, querida. Son tus ojos, tan lindos, que me miran bien. Un besito :)